El pueblo villaviciosino de Camoca, celebró ayer la fiesta de la titular de su Cofradía, Nuestra Señora del Rosario y la XXII Feria del Lino y les Nueces. Aunque este año, por segundo año consecutivo, la Covid-19 volvió a reducir el programa festivo a los actos religiosos. La celebración dio comienzo a las 11:30 h con una Misa solemne, en la iglesia románica de San Juan Evangelista de Camoca, a la que asistieron numerosos vecinos y cofrades del Rosario de Camoca.

 

 

La Eucaristía fue presida por el administrador parroquial Jesús Moreno y en ella participo el coro Valdediós. Durante su transcurso los más pequeños de la parroquia, vestidos de asturianos, presentaron a Nuestra Señora del Rosario las ofrendas aportadas por los vecinos y varios comercios de Villaviciosa. La celebración religiosa concluyó con el canto de la Salve y la incensación de la sagrada imagen de la patrona. Una vez finalizada la Eucaristía tuvo lugar una animada subasta.

 

Durante todos los actos se aplicaron las medidas sanitarias que establecieron las autoridades competentes y que fueron de obligado cumplimiento para todos los asistentes. Para el año que viene, la Asociación de Vecinos de Camoca “ La Llosa” que preside Rubén Peláez Menéndez, espera poder celebrar la Feria del Lino y les Nueces en su XXIII edición.