La decimosegunda edición del concurso "La Mejor Fabada del Mundo" ha roto todas las barreras y tan solo once de los finalistas del año pasado han logrado pasar la criba y volver a alcanzar la final. Eso implica que otros nueve restaurantes han logrado desbancar a ganadores de otras ediciones y finalistas habituales y adentrarse en el Olimpo de las mejores fabadas de la región.

En palabras del director del concurso, David Fernández-Prada "nunca antes en la historia del concurso había habido este nivel tan elevado en un año muy difícil para la hostelería en el que somos conscientes de que han tenido que buscar proveedores, hacer muchas pruebas y ser muy exigentes con el producto, pero lo importante es que el resultado está ahí".

Casi la mitad de los participantes han obtenido una puntuación de 16 o más puntos sobre 20, algo que nunca antes había sucedido y que demuestra el gran momento que vive este plato en la región.

El objetivo del concurso está claro, que cada vez podamos comer mejores fabadas en más lugares de Asturias. Lo importante no es el eterno debate de si es fresca o seca, con IGP o sin ella, sino que el plato resultante sea el mejor posible y haga disfrutar al comensal. De hecho, más de la mitad de las fabadas clasificadas están hechas con legumbre seca, algunas con certificación y otras sin ella. La Mejor Fabada del Mundo cuenta con el apoyo y colaboración de Bodegas Monasterio de Corias, Embutidos Naveda, Tierrina Vaqueira y Pomarina, la sidra Brut de El Gaitero.

El jurado de esta fase del concurso ha estado compuesto por un equipo de diez personas, que han visitado de forma anónima cada uno de los establecimientos participantes.

 

Asturias es sin duda la referencia mundial de la fabada, y el jurado ha sido testigo de cómo las elaboraciones han ido mejorando cada año hasta alcanzar la excelencia. Alcanzan por primera vez la final Cocina Cabal (Oviedo), Doña Concha (Oviedo), El Madreñeru (Siero), Iván Villar Orígenes (Oviedo) y Taberna Tapería La Botica. Competirán contra veteranos que en alguna ocasión ya han alcanzado la ansiada final: Casa Chuchu (Turón), Casa Eladia (Rozaes), Casa Pedro Parres (San Juan de Parres), Casa Telva (Valdesoto), El Cenador de los Canónigos (Cangas de Onís), El Rincón de Adi (Oviedo), La Consistorial (Mieres), La Llosa de Oles, La Sauceda (Buelles), La Vizcaína (Las Caldas), Merendero de Covadonga, Michem (Villabona), Sidrería Prida (Nava), Sidrería Román (Gijón) y Vistalegre (Colunga).

Merecen una mención especial por su buen hacer en la cocina y por haberse quedado a tan solo medio punto de la final Casa Eutimio (Lastres), La Casa del Parque (Gijón), Marimorena (Oviedo), Mesón La Comtienda (Oviedo) y Sidrería Río Astur (Gijón).

 

La final del concurso se celebrará el martes 18 de mayo en una batalla sin cuartel en Casa Cortina (Villaviciosa). Pero antes, mañana lunes en el Centro Asturiano de Madrid se conocerán los cinco finalistas de fuera de Asturias que vendrán a batirse el cobre con los elegidos asturianos. El jurado de la final estará compuesto por los cocineros Pedro Morán (Casa Gerardo), Joaquina Rodríguez (dos veces ganadora con Casa Chema), Isaac Loya (Real Balneario), Luis Alberto Martínez (Casa Fermín) y los expertos gastronómicos Juan Antonio Duyos, Gregorio García, David Fernández-Prada y Víctor Berdasco.