Fumas mucho Carlos y siempre dices que lo dejarás…

 

Los precios, desde luego, son disuasorios…

 

Háblame de tu  novela ,  Cowboy from Brooklyn

 

Empieza en Nueva-York a principios de los 60s y termina en Villaviciosa en la actualidad. Para muchos es una novela picaresca adaptada a la postmodernidad. Lo es; pero también es una expresión del síndrome de Peter Pan, de lo que yo llamo “El discurso de la arrogancia”, esa manipulación mediática que inicia Ronald Reagan y que continúa en vigor, un seguimiento de los universos políticos y artísticos de USA, especialmente en la década de los 60 y de los principios de la presidencia Sarkozy …

 

Resume un poco Carlos

 

Alain de Milly es hijo de la obsesión de Roseline por Edgard Allan Poe. La madre pertenece a la vieja aristocracia rural y empobrecida francesa que abandona su brillante carrera en su país de origen para dedicarse a su tesis sobre el trimestre que pasó Poe en la Universidad de Virginia, cuya sede se encuentra en Charlottesville. En una borrachera, concibe a Alain en la cama que ocupara el escritor. No recuerda, siquiera el rostro de su pareja. La cama de Poe es un elemento esencial de la novela. Alain se queda dormido en la misma y cuando es descubierto tiene que abandonar Charlottesville, es non grato allí, por su rebeldía en el colegio cuando padres y profesores deciden expulsar al profesor de literatura que inicia a sus alumnos en las técnicas teatrales de la época, que es una de las más ricas.    

 

                                                                                                                                                                                                          A los 16 años se dirige a Nueva York, donde espera entrar en el Actors Studio. Tiene un gran parecido con Pat Dunn, personaje que había representado Reagan en la película  “Cowboy from Brooklyn”, de ahí el título. El gran parecido es la perdición del adolescente, porque Ronald Reagan, entonces patrón del sindicato de actores y estrella del General Electric Theatre, intriga para que no sea seleccionado en los castings y para que trabaje, en negro, para él. La pasión de Alain por los métodos del actor resulta muy útil para el estudio y la influencia de las audiencias en las conferencias que imparte su jefe en las sedes de General Electric. Así se crea el “discurso de la arrogancia”, que fue objeto de mi artículo del mismo título que publiqué a principios del milenio: http://www.rebelion.org/hemeroteca/imperio/040120ortiz.htm

 

Así, el protagonista es poseído por Reagan y después heredado por los sucesivos presidentes, hasta Bush junior quien lo cede a Cecilia Sarkozy. Se queda con el presidente francés, pese al divorcio de Cecilia, hasta que es recuperado por Bill Clinton, para las primarias presidenciales de su esposa.   

 

                                                                                                                                                                              Al final de las mismas, Alain, ayudado por los Clinton, logra su jubilación y por una serie de circunstancias, asqueado de todo, termina encontrando su mundo en Villaviciosa, como es descrito en el último capítulo “El descanso del guerrero”.

 

 

-         - Me llama la atención tu fijación con Villaviciosa. ¿Por qué?

         - Es mi descanso del guerrero, mi hogar, donde he sido tan bien acogido por amigos, como es tu caso y el de muchos otros.

 

 

-         - A veces no das esa impresión.

-         - A veces me dejo llevar por mi mala leche. No soy perfecto. También hay que reconocer que, a veces, tengo razones. Verás, hago un gran esfuerzo para dar a conocer los encantos de la Villa y me da la impresión de que no se aprecian.

 

 

-         En el café de Vicente y en algunos otros lugares, tienes todas tus publicaciones a disposición de quienes quieran leerlas. Hay lectores y lo cierto es que tu estancia entre nosotros ha sido muy productiva para tu creatividad.

-          

-         - Lo ha sido y estoy muy agradecido, pero verás, Ediciones Irreverentes, de la que formo parte como autor, con gran orgullo: http://www.edicionesirreverentes.com/DiccionarioAutores.html, funciona porque los autores nos comprometemos a comprar un cierto número de ejemplares. Como has dicho, yo estoy escribiendo mucho y mi cuenta corriente se resiente. Eres testigo de que he puesto a la venta las antologías en que he participado últimamente, cuando mis finanzas se han resentido, a precio de coste. No ha habido ventas, excepto en caso de unas cuantas personas que se han mostrado muy solidarias.

 

 Sin embargo, estas antologías han sido celebradas por el cultural de “El Mundo”http://www.elcultural.es/version_papel/OPINION/30827/Alevosia

 

 

-         Se nos considera la cantera de la nueva literatura española... Actualmente “Paris” y Viena están a la venta, a su precio de mercado, en algunos lugares como el quiosco del mercado de abastos, librería Tristana… No se vende nada… Sin embargo, mi relato en París se inicia en Villaviciosa.

 

 

-         - ¿Cuándo se publicará la novela?

-         - El próximo septiembre.

-          

-         - Estás escribiendo otra, no paras, ¿Cómo puedes presumir del “descanso del guerrero?.

-          

-         - Es mi descanso, la escritura creativa es mi asignatura pendiente; necesito escribir…

 

 

-         - ¿Tiene título ya?

-         - “El principado de la fortuna”. Es una novela histórica y negra, con los tres crímenes de rigor. El primero en el siglo XIII y los dos últimos en el XV. Abarca desde que se nombrara príncipe dela Fortuna, al infante Luis dela Cerda hasta el descubrimiento del Nuevo Mundo. Los crímenes se descubren en la actualidad. Es un tema que me ha intrigado desde hace muchos años. Se trata de las islas Canarias.

 

 

-         - Para terminar, formula tres deseos.

 

 

-         _ Con uno me vale; que funcione nuestro proyecto de organizar tertulias de escritores y de otros artistas. Sería muy bueno para los que participáramos y parala Villa. Muchas gracias, Vicente, por darme esta oportunidad.

 

 En la foto Cárlos Ortiz de Zárate en el "Rincón del Lector" del Café Vicente, donde podéis leer algunas de sus publicaciones

 

 

 

-