El fútbol es tan impredecible que si en el verano pasado alguien auguraba que en esta jornada 32 uno de los dos contendientes del encuentro de San Lázaro llegaría con 44 puntos tras haber estado toda la temporada en los puestos altos de la clasificación y el otro, con tan solo 28 puntos, en la zona de descenso directo todo el mundo adjudicaría esas posiciones a la SD Compostela y CD Lealtad de manera totalmente inversa a la increíble realidad. Uno de los presupuestos más altos del grupo frente a uno de los más bajos demuestra que la grandeza del fútbol radica en que nada se puede predecir y que los de Javier Rozada llegan a Santiago de Compostela con 16 puntos de ventaja sobre el histórico conjunto gallego que no hace mucho competía muy dignamente en la primera división. La clave de esta enorme diferencia está, sin duda, en el acierto ante el marco rival ya que los goles encajados son casi idénticos (34 los asturianos por 35 los santiagueses) pero los de Villaviciosa duplican la cifra de tantos de los gallegos (42 por solo 20). Un dato elocuente del problema anotador de los hombre dirigidos por Fredi es que sus mejores artilleros, Manu Rodríguez y Guillem Martí, tan solo han marcado tres goles en lo que va de temporada.

 

El CD Lealtad intentará aprovecharse de la tremenda ansiedad con la que jugará el Compos, que de perder vería muy mermadas sus opciones de conseguir la permanencia, para sumar su segundo triunfo a domicilio de manera consecutiva en Galicia. Con ello, aseguraría de manera definitiva su presencia la próxima campaña en 2ª B, rebasaría por primera vez los 44 puntos en la categoría y fijaría un nuevo objetivo en pelear la quinta y sexta plaza que otorgan la posibilidad de disputar la próxima edición de la Copa del Rey.

 

Todo ello con la duda del delantero brasileño Pedro Beda, que arrastra problemas en el recto anterior y que podría impedirle ser de la partida uniéndose así a las bajas confirmadas de Adrián Llano, sanción, y Raúl Aguilar, que se tuvo que retirar en el primer tiempo en Vigo, y Omar Hernández por lesión. El central gijonés ha sido protagonista de la sesión de trabajo del miércoles en Amandi ya que volvió a tocar balón y continúa con su magnífica recuperación de la grave lesión de rodilla que sufrió en Ferrol. Muy querido por sus compañeros y por todos los miembros del Club, Omar no volverá a jugar esta temporada pero la previsión es que pueda estar perfectamente para el inicio de la pretemporada. El equipo realizará esta tarde a partir de las 16 horas en Amandi la última sesión de trabajo tras la que Javier Rozada dará la lista de 16 convocados que mañana partirán hacia Santiago regresando al finalizar el choque.

 

En el equipo gallego destaca la importante ausencia de Manu Rodríguez, por sanción, pero su plantilla tiene una calidad muy superior a la clasificación que ocupan en la tabla lo que les hace ser un rival muy difícil pese a que tan solo han podido ganar 6 partidos esta temporada y son, junto al Cacereño, el equipo menos goleador con tan solo 20 dianas. El único precedente en el Multiusos de San Lázaro fue el año pasado con triunfo de la SD Compostela por 2-1 con gol de Jorge Fernández para los de Villaviciosa. En Les Caleyes tanto la pasada campaña como en la actual, el CD Lealtad consiguió la victoria por 3-2 y 3-1, en esa última ocasión de nuevo con un tanto de Jorge al poco tiempo de su regreso a los campos de juego tras su lesión de rodilla.