La conferencia estará impartida por Rodrigo Balbín Behrmann,  catedrático Emérito de la Universidad de Alcalá de Henares, oriundo de Villaviciosa y con vinculaciones familiares en la Villa, el encargado de desvelarnos los secretos del arte Paleolítico. 

 Un sistema de comunicación de grupo del que se han ido encontrando abundantes representaciones en toda la región Cantábrica, convirtiéndose así en centro principal de este Arte y situando Asturias como referente del arte paleolítico peninsular.

La cita será mañana miércoles 23 de Agostoa las 20:00 horas, en la sala de Audiovisuales de la Casa de los Hevia.

La entrada será libre.

 

Villaviciosa. Vicente Alonso

 

Rodrigo de Balbín Behrmann es Catedrático Emérito de Prehistoria en la Universidad de Alcalá de Henares y trabaja en la cueva de Tito Bustillo desde el año 1974.

Ya había empezado antes a trabajar en el Arte Prehistórico del antiguo Sahara español y continuaría trabajando sobre el arte de los pueblos prehistóricos del Paleolítico y posteriores hasta la actualidad, en la que sigue activo.

La conferencia que va a impartir en el Ateneo de Villaviciosa el miércoles 23 de agosto, se titula : “EL Arte Paleolítico del Cantábrico y más allá”, y consiste en una reflexión en torno a los conocimientos científicos actuales sobre las primeras grafías humanas en el mundo, cantábrico y universal.

Tradicionalmente se unió ese sistema gráfico que llamamos Arte Paleolítico a las cuevas, a la profundidad, a la oscuridad y al misterio, y de esa unión salió la idea de que todo lo que pintaba el individuo de la época glaciar estaba inevitablemente unido a la religión. El arte paleolítico, sin embargo, es un sistema de comunicación como nuestra escritura, que puede contar todo lo que el grupo deseara, también conceptos religiosos diversos de los nuestros y todo lo demás que fuera interesante y no necesariamente religioso.

A partir del año 1981 del pasado siglo se conoció la existencia de formas gráficas de época paleolítica fuera de las cuevas, a la intemperie y en la frontera hispano portuguesa, dando por tanto un vuelco a las ideas tradicionales y mostrando un procedimiento artístico que se encontraba a la vista de todos, cerca de los ríos o en alturas dominantes del paisaje, y esas formas se encuentran ahora distribuidas por toda la Península.

¿El Arte de la época de los grandes fríos es solamente europeo?

Así se pensaba al principio, pues al estar unido a las cuevas, solamente podía realizarse donde estas estuvieran. Pero a partir del descubrimiento de las figuras paleolíticas al aire libre, se vió que las personas de la época dejaban sus imágenes fuera de aquellas, en muchas superficies de roca tanto de Europa como de otros lugares, como el Norte de Africa, que ya tiene formas paleolíticas grabadas de esos momentos.

Desde los años ochenta del pasado siglo se han venido produciendo descubrimientos en diversas partes del mundo que demuestran que en muchos sitios fuera de nuestro continente, los grupos humanos tenían la misma capacidad de abstracción y comunicación artística que nuestros antepasados europeos.

¿Cómo sabe la antigüedad de las pinturas paleolíticas?

Hay muchos procedimientos. Unos directamente arqueológicos, que consisten en la relación de las figuras de las paredes o de los objetos decorados con los niveles de depósito que dejaron los antiguos habitantes de las cuevas y el exterior.

Otros de origen físico químico, de sistemas como el Carbono 14 que se aplica directamente sobre las pinturas que contienen carbón vegetal, y éste va disminuyendo con el tiempo desde que la madera fue quemada en años que se pueden medir. También los que se analizan en la relación deo Uranio y el Torio, donde el primero de ellos se transforma en el segundo en períodos conocidos. Se aplica sobre las costras calizas de las paredes que se encuentran por encima y por debajo de las pinturas, haciendo un bocadillo que nos permite saber el momento en el que se realizó la figura.

¿Esos sistemas han cambiado la idea de antigüedad del arte paleolítico?

Sí, así es. Tradicionalmente se pensaba que el tiempo del arte paleolítico, asociado al Paleolítico Superior y a nuestro tipo humano, comenzaba aproximadamente en el año 33.000 antes de Cristo, pero los nuevos procedimientos, fundamentalmente el Uranio/Torio han dado fechas para algunas pinturas anteriores al año 35.000 antes de Cristo.

¿Eso significa que las pinturas a las cuales se refiere podrían haber sido realizadas por una humanidad distinta a la nuestra, como el hombre de neanderthal?

Ese es un tema de debate muy actual, donde los defensores de esa posibilidad le otorgan al Neanderthal una capacidad de comunicación gráfica más o menos como la nuestra, afirmándose en las fechas a las que hago referencia y en el hecho de que nuestro código genético coincide en más de un 98% con aquellos individuos y además los europeos poseemos casi un 4% de genes neandertales.

Los enemigos de esa propuesta siguen considerando a los neandertales como gentes distantes de nosotros, con capacidades limitadas de lenguaje y comunicación, pero eso no se sustenta en los datos que tenemos en la actualidad.

¿Tiene usted alguna relación con los trabajos de los que nos habla?

Desde el año 1974, como ya he dicho, trabajo en la cueva de Tito Bustillo de Ribadesella, con base en Villaviciosa, que es mi lugar de origen. Aquí hemos buscado restos artísticos paleolíticos, pero dada la escasez de caliza del concejo y la propia fortuna, no hemos encontrado nada hasta el momento.

En Tito Bustillo hemos documentado las formas artísticas de la cueva y de sus vecinas, como Les Pedroses, La Cuevona, La Lloseta, etc. En la primera, que es la más importante del conjunto, hemos tomado muestras del color que se utilizaba para pintar, de carbono 14 directo de las pinturas, y también de Uranio/Torio, pues formamos parte del equipo internacional que ha organizado este proyecto. Aquí tenemos unas figuras humanas que debieron realizarse antes del año 35.000 antes de Cristo, por lo que forman parte de esas dataciones que envejecen el arte paleolítico y que quizás nos llevan también a otros autores humanos anteriores.

 

NOTA  DE PRENSA SOBRE EL ACTO DEL ATENEO OBRERO DE VILLAVICIOSA



El Ateneo Obrero de Villaviciosa organiza la conferencia “El Arte Paleolítico en el Cantábrico y más allá”, a cargo del catedrático Rodrigo de Balbín Berhman

•    Asturias es referente del Arte Paleolítico peninsular, un sistema de comunicación de grupo del que se han encontrado abundantes representaciones en toda la Región Cantábrica pero que se extiende también por África, China, Indonesia y América del Sur.

Villaviciosa, 21 de agosto de 2017.- Dentro de la programación de “Diálogos de Ateneo”, el Ateneo Obrero de Villaviciosa organiza la conferencia “El Arte Paleolítico en el Cantábrico y más allá” a cargo del catedrático de Prehistoria de la Universidad de Alcalá de Henares, Rodrigo de Balbín Berhman,  que tendrá lugar el miércoles, 23 de Agosto,  a las 20:00 horas, en la Sala de Audiovisuales de la  Casa de los Hevia, en Villaviciosa.
Rodrigo de Balbín es un experto en grafías paleolíticas y megalitismo. Sus investigaciones más conocidas se han desarrollado en la Cueva de Tito Bustillo en Asturias y en Siega Verde (Salamanca). Cuenta en su haber con 385 libros y artículos científicos publicados, solo o en colaboración, en revistas nacionales y extranjeras, como Science, Quaternary International, Antiquity, Raman Spectroscopy, L’Anthropologie, etc .

En esta ocasión realizará un recorrido, acompañado de imágenes, por la historia del Arte Paleolítico, desde su descubrimiento en las Cuevas de Altamira por el marqués de Sautuola, hasta lo que hoy sabemos.  Desde hace más de 20.000 años, los seres humanos se comunicaban con formas artísticas y nos contaban con ellas sus vivencias y relaciones. No eran los europeos los humanos privilegiados capaces de comunicarse con escrituras simbólicas, sino todos aquellos parientes distribuidos por el mundo, tan humanos, inteligentes y sensibles como nuestros antepasados directos.

Inicialmente el arte paleolítico fue considerado una manifestación religiosa, unida a las cuevas, la profundidad, la oscuridad y el misterio. Sin embargo en 1981,  la aparición de arte al aire libre en la frontera hispano-portuguesa,  descubre que las grafías paleolíticas se hacían en muchos otros lugares, habitualmente transitados por todos, sin oscuridad, misterio ni ocultación.  Además de en el Cantábrico, también se encuentran  representaciones de arte paleolítico en el interior de la meseta, en Levante,  Andalucía e incluso en el norte de África, China, Indonesia o América del Sur.
En el caso de Asturias, existen unos 50 yacimientos con arte rupestre paleolítico conservados, en la mayoría de los casos, en el fondo de grutas. Aunque no se puede descartar la existencia de arte al aire libre, en Asturias tan sólo se han encontrado  algunos yacimientos de este tipo en abrigos rocosos asociados a la cuenca fluvial del río Nalón.

ATENEO OBRERO DE VILLAVICIOSA

“Diálogos de Ateneo” es un ciclo de conferencias, de carácter anual, que desarrolla el Ateneo Obrero de Villaviciosa. La programación de este ciclo incluye actividades de difusión y divulgación cultural en temáticas de actualidad como las fronteras del conocimiento, mega-tendencias en socio-economía y medioambiente, salud pública, transparencia, etc.


El Ateneo Obrero de Villaviciosa es una entidad sin ánimo de lucro, con más de 850 socios y cuyos objetivos fundamentales son la promoción de la Educación, la  Cultura y el Arte.  Para ello cuenta con un completo programa de actividades que incluye conferencias, cine, actuaciones musicales y un intenso programa formativo. Todo ello gracias al apoyo económico de sus socios.