Las celebraciones tuvieron lugar  en el Restaurante Amandi de Villaviciosa, con la asistencia de unos 300 socios. Antes del almuerzo conmemorativo, se celebró la asamblea anual donde Ramón Piquero de San Justo, fue  nombrado  nuevo presidente  de Cuídome-Cuídame, que releva en el cargo a  Gilberto Fernández de Argüeru, presidente durante los últimos 15 años

 

 Tras el almuerzo,   llegó el momento de los homenajes a los socios colaboradores,    que este año recayeron en Oliva Morís  Tuero,   Mariano García Valdés y   Mary Cruz Tuero Meana,  socios del colectivo ‘desde el primer día’. También la asociación quiso reconocer a Ramón Obaya, encargado de juegos y animación de la asociación, Yolanda Cotiella, secretaria saliente, así como a la vicesecretaria, María Luisa Fernández.

Otro de los momentos emotivos de los reconocimientos, fue el nombramiento sorpresa  como  ‘Socio de Honor’ de Gilberto Fernández, socio fundador de Cuídome – Cuídame y presidente durante los últimos 15 años, que recibió una placa conmemorativa, y varios regalos

Fueron homenajes muy celebrados, con el cariño y aplausos de los asistentes, que quisieron así reconocer el trabajo, dedicación y colaboración con  esta emblemática asociación de Villaviciosa. En el acto estuvo presente  la Directora General de Servicios Sociales del Principado, Lina Menéndez Sánchez,  el Alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega y concejales maliayos que felicitaron a los homenajeados, entregando el alcalde,  a Gilberto  un detalle conmemorativo, y sumándose así a la conmemoración   y homenajes

 

El broche final al encuentro,  como no podía ser de otra manera, fue un animado baile, con gran participación de asistentes.

 

 

PINCHA ENLACE PARA VER FOTOS

https://goo.gl/photos/fukBQaxEqGTWQ7ur8

 

 

CARIÑOSA CARTA DE ELOGIO A GILBERTO FERNANDEZ LEIDA POR EL ALCALDE ALEJANDRO VEGA

 

Carta de elogio de Gilberto Fernández, escrita por Pilar Rodríguez, que era Directora de Atención a Personas Mayores en 2002, cuando inició sus pasos la Asociación Cuídome-Cuídame, luego Directora del IMSERSO y Consejeria de Servicios Sociales del Principado de Asturias, que fue  leía por el Alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega durante su intervención en el acto de hoy

 

 

Querido Gilberto, Me dicen que dejas la presidencia de esa tan querida Asociación que tú y un pequeño grupo de personas pusisteis en marcha en 2002. Por entonces, yo tuve el honor de dirigir las políticas de atención a las personas mayores de nuestra querida Asturias y, desde esta posición, también tuve la alegría de conocer a muchas  personas valiosas. Una de ellas, sin duda ninguna, eres tú, amigo Gilberto. Siempre hubo entre nosotros una corriente de simpatía y entendimiento  que no necesitaba expresarse con palabras. Al menos, de esa manera  guardo tu recuerdo en mi corazón.

 

A aquella Asociación la llamasteis con un nombre que sonaba diferente al del resto: Cuídome-Cuídame. Y a mí me pareció que ese nombre era absolutamente innovador… y maravilloso. Porque evocaba muy bien lo que queríais hacer: apoyaros en el propio cuidado para el buen envejecimiento y también practicar el cuidado mutuo, el de los otros miembros de la Asociación. Era atípica también vuestra Asociación porque no era solo de personas mayores, incluía a familias y a profesionales.  Algo que ahora se reclama y se recomienda como el futuro de las buenas Asociaciones: que sean intergeneracionales, que se abran a la comunidad.

 

Y esto de asociarse en torno al cuidado me pareció entonces y me sigue pareciendo ahora una idea ejemplar. Porque transmite lo contrario del “sálvese quién pueda” o del “cada uno a lo suyo”, mensajes éstos que se nos transmiten todos los días mediante  los contraejemplos que nos llegan desde todos lados…

 

Yo creo que tú, amigo Gilberto, comprendiste muy bien que el cuidado debe traspasar las puertas de lo privado y convertirse en un bien público: el cuidado de la Naturaleza y del medioambiente, el cuidado de los bienes culturales, de los recursos públicos y privados… Y, naturalmente, el cuidado de las personas cuando los necesitamos.   Todos somos dependientes en distintos  momentos de nuestra vida y, por tanto, nos necesitamos unos a otros, somos interdependientes.

 

 Al escribir estas líneas siento nostalgia y, por qué no decirlo, algo de tristeza… Por el tiempo que pasa, por la distancia, por el olvido de algunos…  Pero cuando pienso  en ti, querido Gilberto, el sentimiento que me embarga es, sobre todo, de alegría. Cierro los ojos y  te veo representando una pieza de teatro con el arte propio del consumado actor que eres, y todos sentimos que lo haces  para que disfruten un rato  tus vecinos ; te veo yendo y viniendo para mejorar el local, para conseguir otro mejor; te veo reivindicando justicia; te veo luchando, siempre luchando…. Y siempre a disposición de los demás!

 

Termino este recuerdo escrito con estas sencillas  palabras: Gracias por tu ejemplo, Gilberto. Te vas de Presidente, pero seguro que no te vas de tu querida Asociación. Cuidate mucho, por favor, y sigue cuidando de los demás. Necesitamos ejemplos como el tuyo.  Estoy contigo aunque no esté presente… Contigo y con los demás miembros de esa Asociación. Mi recuerdo más especial para la infatigable, valiosa y vocacional Yolanda.

 

 Y para mi amigo, el alcalde Alejandro Vega. Un abrazo a todos.