Villaviciosa – Vicente Alonso

El ave  que podría estar criando en la zona,   podría tratarse de la misma  águila ratonera (vieya balagar) que hace dos  primaveras ya había atacado a varias personas en la zona de Cazanes, colindante a donde ahora sufrió el ataque el vecino maliayes

Riera  explica que hace diariamente desde hace meses está ruta de paseo que  bordea el río Linares entre Villaviciosa y Amandi. “El primer ataque  lo sufrí después de pasar la zona  del SERIDA.  El águila me atacó por detrás, me hizo varios    rasguños con sus garras  en la cabeza que  empezaron a sangrar. Del   susto caí al suelo y quedé hasta atontado, perdí hasta las llaves de casa  que después  encontré.  Pensé  que había sido un dron,  pero vi  enseguida el águila”

 

En la imagen los rasguños  sufridos por Riera en la cabeza

 

 

  Sobre el segundo ataque qué sufrió  Riera en la última semana explica “la segunda vez ya iba preparado y  llevaba  gorra por si acaso.  Me atacó en la misma zona, y como iba con un palo de apoyo  en la mano,  le amenacé y elevo el vuelo, ”

 

El biólogo maliayés Gonzalo Gil   explica que no es habitual  este  comportamiento  del águila ratonera,  especie protegida.   “Seguro que tiene  el nido en la zona  y puede tener   polluelos  recién nacidos. Lo que hacen este tipo de aves es  marcar y defender su territorio. Es un caso raro, pero pueden hacerlo ante personas más bien solas, no  en grupos, o a  otros  animales. En el momento que crezcan sus pollos,   y se dispersen ya no tendrá este comportamiento”  apunta Gil

 

FOTO DE: Pedro Angel Castro Alonso, del águila que atacó hace 2 años y que podría ser la misma que atacó ahora. La foto está hecha en 2016 pero casi en el mismo sitio de ahora. 

Este paseo que bordea el río Linares es utilizado a diario por numerosos vecinos maliayos, pero parece que estos fueron los únicos ataques del águila hasta el momento.  Lo que si quiere Riera es advertir a otras personas que hagan  la misma ruta  para que vayan atentos,  “el susto que llevé  fue tremendo, no se lo deseo a nadie, nunca me había pasado nada igual”