VILLAVICIOSA, MIÉRCOLES 6 DE MAYO DE 2020

 La actual pandemia causada por el Covid-19 no sólo ha cambiado  nuestros hábitos cotidianos, sino también nuestra manera de  consumir. La medida preventiva más eficaz para reducir el riesgo de  contagio por coronavirus se basa en evitar la proximidad con personas portadoras, que pueden transmitir el virus a través de las gotitas  respiratorias que se producen cuando tose, estornuda o habla. Esta  circunstancia, junto con la ausencia de una cura probada para la  enfermedad, obliga a extremar la higiene personal.

  La sidra no es un producto ajeno a la nueva situación generada por el  Covid-19. Su peculiar forma de consumo social, caracterizada por  compartir el vaso entre varias personas, se puede ver afectada temporalmente por la modificación de los hábitos de consumo de nuestro producto más icónico. Por esta razón, es de esperar que  durante el periodo de crisis sanitaria, el consumidor demande hábitos  más seguros de consumo, como puede ser el uso personal de los vasos.

 

> Por este motivo, y con el objetivo de respaldar cualquier iniciativa que ayude a luchar contra esta enfermedad y apoyar al sector de la sidra en estos momentos tan difíciles, el Consejo Regulador de la DOP  “Sidra de Asturias” repartirá, a partir del 25 de mayo, 40.000  vasos de sidra con seis colores diferentes, lo que permitirá que cada  consumidor pueda identificar su vaso.

 

 LA ACCIÓN IMPULSADA POR EL CONSEJO REGULADOR Y VALORADA EN MÁS DE  60.000 €, REFUERZA SU COMPROMISO CON EL SECTOR DE LA SIDRA Y LA SALUD DE LA SOCIEDAD ASTURIANA, promoviendo el consumo seguro de  productos con garantía de calidad y origen elaborados íntegramente  en Asturias, como es el caso de la “Sidra de Asturias”, elaborada  al amparo del paraguas de la Denominación de Origen Protegida  “Sidra de Asturias” que garantiza su producción a partir de  manzanas 100 % asturianas.

 

 Es momento de luchar por lo nuestro y, por ello, el Consejo Regulador  pretende que este gesto ayude a reactivar el consumo de DOP Sidra de  Asturias de forma más segura y conseguir que el sector hostelero  vuelva a resurgir después de este periodo.