A sus 82 años  Javier Estrada  Rodríguez es uno de los últimos viveristas del concejo de  Villaviciosa. Todo un experto en manzanas asturianas  que  lleva más de 50 años, dedicados  a la plantación de  plantones de pumares  en la Peruyera de Bedriñana, Villaviciosa. 

 “Antes había   viveros en  casi todas las   casas de la parroquia, ahora prácticamente ya no quedan. Este que ahora es de mi hija, María Esther Estrada Sariego,  es uno de los últimos viveros tradicionales de pumares que quedan. Es la  tercera generación en nuestra familia. Yo lo llevé más de 50 años y  mi suegro, Mariano Sariego,   casi otros tantos,  tiene por lo tanto  casi un siglo de tradición”, explica Estrada que confía ahora que sus  nietos, Luis y Silvia Pando,  se conviertan en la cuarta generación de viveristas de la familia

 

 Javier Estrada en el viveru de Bedriñana (Villaviciosa)

 

 

  “Yo ya lo quiero dejar pero aguanto por mis nietos, para que vayan aprendiendo.   Les   di un cuadrín  del viveru en la finca pa ellos  por si se encerrisquen y aprenden a trabajarlo. Perece que les gusta y ya  me van a ayudar, Luis de 17 años ya pone los garcios, y Silvia de 14 los encinta”, explica Estrada al que le gustaría que en un futuro  continuasen  con esta tradición tan antigua en Bedrñana

Este  experto viverista cultiva  más de  medio centenar de variedades  de  manzano. Así entre las  de mesa  tradicionales de Asturias  se pueden encontrar  entre otras, las de  Mingán,  Reineta,  Panera,   Carrió,  San Pedro y  San Juan o    y hasta  más de quince variedades.  De las manzanas acogidas a la Denominación de Origen Protegida  DOP Sidra de Asturias Estrada destacan entre otras, Solarina, Xuanina, Collao, Coloradona, Corchu; y   las de   Amariega, Raxao o  Durona de Tresali que  son las  variedades más solicitadas. “Las manzanas de Bedriñana siempre tuvieron mucha fama para hacer buena sidra.  Es una  tierra muy buena, y una  zona muy soleada  que mira al mediudía”. Y es que en hacer  sidra  Estrada,   también es otro   experto. Así ya   ha ganado  el primer premio del Concurso de Sidra Casera de la Velilla en Bedriñana, y cada año participa en el  Concurso de Sidra Casero del concejo de Villaviciosa, donde también ha sido finalista recibiendo varios premios

 

Estrada en una imagen del pasado invierno  en el mercado de Villaviciosa

 

 

Más de medio siglo lleva también Estrada  acudiendo a vender plantones de pumares a los mercáos, “Antes iba  a vender por   toda Asturias, ahora ya solo voy  a las ferias de Corao, y a la de  de Santa Dorotea  de Balmori en  Llanes, donde tenemos muchos clientes fieles. Al mercáu de   La Villa,  voy todos los miércoles a  llevar los encargos que le hacen a mi hija Esther”, explica  este  viverista  que dice que en ‘La Peruyera’ reciben  pedidos  de todo el concejo maliayés.  y  recientemente  han   tenido  encargos  desde Santander y Galicia

Tras toda una vida Estrada ocupándose de  los viveros familiares,  ahora  ayuda  a su hija Maria Esther en los cuidados de la finca y huertas  “Siempre hay algo que hacer,  plantando, limpiando,  cuchando o injertando. Me entretiene y me gusta porque a mis 82 años ya es mi mejor entretenimiento diario”

 

Y añade finalmente sobre este emblemático vivero de Bedriñana, “De esto no se vive,  pero es un complemento en la economía de una casa, y  una salida más  en el campo.  Me gustaría que mis nietos   continuaran  con esta tradición  tan nuestra y tan antigua en Bedriñana y  fueran la cuarta  generación de viveristas familiares” apunta con orgullo de abuelo

 

 Javier Estrada  escanciando sidra en Bedriñana 

 

Este reportaje y fotos a Javier Estrada en Bedriñana  fue realizado el pasado febrero de 2020

Vicente Alonso 

www.villaviciosahermosa.com