Vicente Alonso

La Asociación de Vecinos de Rozaes de Villaviciosa,  entusiastas en la recuperación de tradiciones y cultura popular,  celebró ayer  Domingo L’Gordu,   una antigua celebración  rural  de  mazcaraos  con  siglos de tradición  conservada en algunos pueblos asturianos

La  mazcarada contó con casi una treintena  de vecinos que salieron   ataviados con trajes de   raros  personajes del pasado  con  palos, caretas con figuras animales  y  vegetales,  cencerros o gorros con forma de cucurucho con cintas.  Los mazcaraos  recorrieron  casa por casa  los barrios de Sampedrin, Sopeñes, Fabares, Morvís, Triás, Sanzornin, Villanueva  y   Piñera,  para ‘asustar`  a sus vecinos  tal y como hacían sus antepasados. Como manda la tradición fueron  ‘convidados’  por los vecinos  a dulces típicos de carnaval, como fayueles, casadielles buñuelos,picatostes y sidra. “Estamos muy contentos porque este año participaron muchos neños. Esto ye señal de que estamos plantando una buena semilla con ellos,  y no vamos a perder esta tradición tan guapa y  nuestra”, destacaba Eva Solares de la asociación de vecinos de Rozaes

 

Una tarde con fin de fiesta antroxero donde no faltó la sidra  en Casa Eladia, en la que todos se lo pasaron de ‘miedo’, en otra buena iniciativa del  colectivo  vecinal que recupera así en los últimos años  esta  ancestral  tradición  asturiana del antroxu,  que antaño era muy celebrada también  en otros pueblos  de Villaviciosa

Así estos mazcaraos de Rozaes fueron invitados a  participar el pasado año en  la  Mascaradas Fest. de   Intu Asturias, y  en el   Festival Internacional de Máscara Ibérica de Lisboa, Portugal. Este año ya preparan su participación   en  el Carnaval de Villaviciosa del próximo 7 de marzo,  y en las nuevas mascaradas de Siero,  Lisboa y por primera vez  estarán en el  Festival de la Máscara de Zamora