Poreñu ‘patria querida’

 Vicente Alonso

Las fiestas patronales  de  Poreñu, Villaviciosa fueron el   marco perfecto para la sorpresa  de  emigrantes argentinos de Poreñu, que quisieron ofrecer  a la asociación  de vecinos local  la Capilla.  “Hasta ahora siempre habían sido ellos los que nos habían homenajeado  a nosotros durante años, en   el ‘Día del Emigrante’. Ahora queríamos ser agradecidos  y  darles  una sorpresa  ‘con toda el alma’,  a esta asociación vecinal que tanto llevan  trabajado tanto  por Poreñu, que hasta consiguieron que vinieran los Reyes de España a entregarles el premio de Pueblo Ejemplar de Asturias”.  Así explicaban los promotores de la iniciativa, Manuel Vega Valdés de 90 años,  y   Luisa Arenas Cardín  de 77,  nacidos en La Belonga  y La Portiella, Poreñu,  y  emigrantes  en la  Argentina.

Manuel Vega e Isabel Arenas con familiares en el Barrio de la Belonga

 

Vega recuerda que  emigró desde   Poreñu  a  Buenos Aires  en el año 1959, donde se casó con la también española   Elvira Fontal. “Llegué con mis padres y una hermana Allí teníamos familiares, pero fueron comienzos muy, muy difíciles, era muy duro ser emigrante.  Comencé siendo carpintero, después alquilando un hotel en Las Flores,  y al final  con la ayuda de mi mujer  y nuestros hijos,   Isabel y Raul Francisco, fuimos propietarios  de tres, que construí personalmente en las Flores, y aun son nuestros,  así como nuestra casa,  pues también me dediqué al ramo de la construcción. No me puedo quejar de como nos fue, pero trabajamos mucho. A mí nunca se me puso nada por delante. Eran joven y podía con todo, y tuve suerte siempre me acompañó la salud. A los 75 años me jubilé,   y pude empezar a volver acá  casi todos los años”, recuerda este enamorado de ‘su Poreñu, y su Villaviciosa’, 

 

Homenaje en Poreñu con  el alcalde , Alejandro Vega Riego, los  emigrantes, la directiva de la asociación Capilla de Poreñu

 

También  Luisa Arenas Cardin   recuerda que tenía solo 12 años,  cuando dejó su pueblo  en el año 1.954 para emigrar a Argentina, “Mi padre había fallecido cuando yo  tenía tres años. Me fui de Poreñu con mi  madre, mi abuela, y una tía, allí teníamos familia. Me fue muy duro, pero  estudié,  me casé con un argentino, Norberto Jimenez, ya fallecido, y trabajé la mayor parte de mi vida en un restaurante que tenía mi marido con otro emigrante de Poreñu, Manuel Cardín. Tardé 27 años en volver a Poreñu”, recuerda ahora con lágrimas en los ojos

 

Ambos formaron en Buenos Aires  la Peña Villaviciosa. “De nuestra parroquia de Celada y Poreñu llegamos a ser más de cien socios. De acá se fueron familias enteras. Ahora solo quedamos ocho”. Dicen que han visto como ha prosperado su pueblo en estos años, ”Nos alegramos mucho de como ha mejorado  todo y está muy lindo. Soñamos todo el año con el momento de volver. Son nuestras raíces, nuestra aldea, y nuestra patria. Esto es ahora  un paraíso, no hay pueblu más guapo. Revivimos cuando venimos …”,  dicen al unísono, Manuel y Luisa

Emigrantes con sus familiares, el alcalde Alejandro Vega, y el cantante  Vicente Diaz

 

En el homenaje a la asociación Capilla de Poreñu, entregaron emocionados a su junta directiva una obra de pintura de la artista maliayesa, Rosa Rubio, donde se representada precisamente la capilla del pueblo.  En esta  quisieron escribir de su puño y letra  una cariñosa  dedicatoria, “Los emigrantes de Argentina agradecemos el reconocimiento que la asociación de vecinos ha realizado en recuerdo de aquellos, que nacidos en este pueblo tuvimos que marchar”,  decian

El acto celebrado en el día grande de fiestas de la Pilarica, además de la entidad vecinal, y numerosos asistentes al festejo, se  contó con la presencia del alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega.  Todos ellos agradecieron el cariñoso gesto de los dos emigrantes. Loly Riva presidenta de la entidad destacaba, “En estos 10 años de vida de nuestra asociación, habíamos recibido reconocimientos de entidades de Villaviciosa, pero de particulares es la primera vez. Nos hace mucha ilusión, y que sea precisamente de dos emigrantes de nuestro pueblo. Muchas, muchas gracias”.

Detalle entregado y firmado pore los emigrantes

 

   El broche de oro al emotivo  acto lo puso  el cantante asturiano,   Vicente Díaz,  con la canción dedicada a los emigrantes, ‘Lejos de Asturias’, y   poniendo  en pie a todos, cuando cantó el,  ‘Asturias patria querida’