De higos a brevas en La Villa

Vicente Alonso

Ya lo  dice el refranero popular, ‘de higos a brevas’. Un dicho que se cumple en l Villaviciosa, que con la   gran cosecha de higos en el concejo, la sabrosa fruta  llenaba los puestos del mercado de la plaza  de abastos  maliayesa, Ahora acaban de   llegar las brevas, un  fruto hermano del higo, pero muy  escaso en las huertas villaviciosinas 

Las brevas son  de mayor tamaño que los higos y  más tardías que éste.  Son menos dulces que los higos, y es una fruta muy rica y saludable que contiene, proteínas, minerales,   fibra y  muchas vitaminas A y C.  Tiene la  piel morada y  más fina, que los higos, una textura fina y cremosa, y  aporta mucha energía. Aunque aquí  no es muy conocida y se da poco”,  explica María de los Angeles Alonso Santaeugenia,  de Argüeru,  Villaviciosa. La única cosechera  que vende brevas en los  mercados de la plaza de abastos de La Villa

 

La higuera,  árbol muy apreciado  en Asturias, es   muy   abundante en Extremadura,  Castila – León, Baleares,  y    otras  zonas del Mediterraneo,  donde  producen dos cosechas al año, la primera a finales de primavera dando brevas, y la segunda a finales de verano dando higos. La  higuera de  “Angelita” en  Argüeru,  Villaviciosa, según explica ésta, solo da el fruto  a partir de septiembre. “La única higuera  que tengo que da brevas  tendrá más de cuarenta años. Se la regalaron a mi padre  creo que traída del sur de España, no  se de que variedad puede ser, solo da brevas a partir de San Miguel

 

“Angelita”, como es conocida en la plaza de abastos de la Villa, lleva vendiendo y  agotando su cosecha de brevas traídas a  los últimos mercados de la plaza,  “Las vendo a 1,50 euros  el kilo, y suelo terminarlas siempre. Tengo varias clientas fieles a esta fruta que me compran habitualmente. Dicen que les gustan más que los higos. Otras las compran para hacer mermeladas porque  tienen el grano más fino, y porque es una fruta deliciosa”,  asegura la cosechera

 

 

Las brevas de 'Angelita'

María Jesús Salvador comprando brevas a Angeles Alonso Santaeugenia

Precisamente una de estas clientas,  María Jesús Salvador, explicaba comprando dos kilos del sabroso fruto.  “En casa gustan mucho, porque nos encanta el dulce, y las brevas son muy ricas, sanas,  y  tienen un gran bocado,  suplen más que los higos. Tienen un sabor muy puro, y estas de Angelita son  muy buenas, y de aquí”,  apunta como razones  la vecina maliayesa con intención de seguir comprando hasta que  Angelita agote las  brevas, únicas en el mercado de Villaviciosa 

 

Angelita mostrando las brevas de cosecha propia