La asociación de vecinos de San Martín de Mar recibirá el próximo 12 de diciembre el diploma que respalda el trabajo vecinal de este último año. Diploma y los 600 euros con los que está dotado el premio que otorga la asociación CUBERA, que les servirá para embarcarse nuevas iniciativas.

 

La asociación agrupa ya a un 60% de sus vecinos y ha ido poniendo en marcha en estos últimos años múltiples iniciativas que, a juicio de los socios de Cubera, la convierten en ejemplo porel fortalecimiento de los lazos como colectivo, en el cuidado del entrono y en la sensibilización por los valores naturales, culturales y patrimoniales de la parroquia”.

El éxito de convocatoria en sus sextaferias, la muestra fotográfica que ha dado paso a un proceso de recogida inacabable o su compromiso con las diferentes fiestas tradicionales son una prueba de esa “ambiciosa dinámica de trabajo que hace guapa la aldea de San Martín”, en palabras del presidente de Cubera, Ángel Valle: “Aldea en el sentido más rico de la palabra, el de agrupamiento humano, y guapa en el sentido más cariñoso de amigable, cercana y modélica”.

 

El la misma asamblea se reconocía con las Distinciones Cubera 2019 a la labor de los carteros y carteras rurales del concejo de Villaviciosa y Cabranes, “un servicio público de primera necesidad para la vertebración de la Asturias rural que ellos llenan de trato humano diario a lo largo de las más de 1000 kilómetros que realizan cada jornada laboral, casa por casa”.

 

En la imagen de archivo de  un reciente reportaje  de Villaviciosahermosa.com, Julia y Roberto Diaz Arce, carteros rurales  de Rozáes, Villaviciosa

 

 

Otra de las distinciones quiso reconocer el respeto por la tradición que mantiene la Panadería La Portalina en su despacho de pan de la calle del Agua, que se conjuga perfectamente con la renovación generacional, la innovación en sus productos y la calidad de un producto reconocida también este año por la Ruta española del buen pan.

 

  En la imagen, Panaderia Portañina, dirigida por Omar Sánchez

 

En la imagen de familia, Los  hermanos Argüelles – Taller de tonelería de Breceña, Villaviciosa

 

Una tercera distinción hace hincapié en el empeño por mantener viva la Villaviciosa rural con oficios tradicionales que alcanzan nivel de excelencia profesional reconocida mucho más allá de nuestro concejo. Son los Hermanos Argüelles, “maestros toneleros y carpinteros de herencia, vocación y oficio que no se han querido separar de su Breceña natal, aunque para ello hayan tenido, casi, que llevarle la contraria a las administraciones públicas”. Son la cuarta generación de una familia que empezó trabajando en el llagar de Manolo Riera antes de que El Escanciador bajara a Villaviciosa y que hoy sigue demostrando la más alta cualificación profesional tanto en el mundo del vino como de la sidra.

 

La entrega de premio y distinciones tendrá lugar en el Teatro Riera   el próximo 12 de diciembre  con  entrada libre hasta completar aforo