Vicente Alonso

Los vecinos de la parroquia de Celada, celebraron la fiesta en honor a su patrona, la Virgen del Rosario, en una tradición   de cientos de años, que tiene lugar  el primer domingo de septiembre  

 Tracas de voladores anunciaron desde primera hora de la mañana una  festividad que comenzó con misa oficiada por el sacerdote Juan Felipe Restrepo. El día lluvioso impidió la precesión por el pueblo, que tuvo que celebrarse en el ‘campu’ de la iglesia con la Virgen y el Santísimo bajo palio

Maximina González ,una de las impulsoras de la celebración quiso agradecer a todos los vecinos, pequeños y mayores, la colaboración en los trabajos de preparativos festivos limpieza de iglesia y arreglos de la Virgen muy querida en la localidad