Vicente Alonso

 

La obra literaria de Carlos García-Ciaño Canto recupera actualidad de la mano de la asociación Amigos del Paisaje de Villaviciosa, Cubera, que le dedica el volumen número 30 de su colección Cuadernos.

 

Bajo el título Villaviciosa decimonónica, reúne en sus casi 200 páginas, una parte apenas de todo ese caudal literario que Carlos Ciaño fue publicando en los periódicos de la época, tanto en Cuba como en España, y en dos recopilaciones publicadas como libros en La Habana, una en 1900 y otra en 1925.

 

En la presentación de la obra, que tuvo lugar en la Casa de los Hevia coincidiendo con la celebración de la asamblea anual de la asociación editora, estuvo presente buena parte del equipo que trabajó en el proyecto para explicar brevemente el producto que ahora ve la luz.

 

El periodista y escritor Lluis Portal, que publicaba en Trabe este mismo año un trabajo sobre la trayectoria vital y profesional de Carlos Ciaño en Cuba, es a su vez responsable del prólogo de la edición de Cubera. Explica Portal que estamos ante un periodista de reconocido prestigio en La Habana, donde residió desde 1882 hasta su muerte en 1925. Cuñado del también villaviciosino e ilustre periodista en Cuba, Nicolás Rivero, mantuvo toda su vida un estrecho vínculo epistolar con la tierra natal cuyo resultado serían interesantes cuadros costumbristas escritos a caballo de los siglos XIX y XX, muchas veces apoyados en las noticias que allá recibía de su Villaviciosa y en las fotografías postales del fotógrafo local Arturo del Fresno que sus amigos le hacían llegar.

 

El presidente de la asociación Cubera, Ángel Valle, que también ha participado activamente en este proyecto en la revisión y corrección de los textos, explicó las características de la edición y quiso agradecer el trabajo de documentación y de selección de los materiales a sus compañeros de aventura, el ya citado Lluis Portal y el documentalista local Senén Rivero, que aportó no solo textos hasta ahora desconocidos sino también una importante colección de fotografías realizadas por Ramón del Valle en la Villaviciosa de aquellas mismas décadas.

 

Tuvo palabras también para la aportación gráfica de José Ramón García, Monchu, autor de otra colección de ilustraciones específicas para la obra, en la línea de las composiciones simplistas con trazos cargados de fuerza y vigor comunicativo que caracterizan a este pintor villaviciosino.

 

En la foto presentación del Cuaderno. Lluis Portal, Angel Valle y  Monchu