La pintora  natural de Caravia Alta (Prado) y vecina de Gijón, ha sido siempre una gran aficionada  a las manualidades desde los amigurumis, pasando por la talla de madera y  ahora  con la afición a la pintura.  Mujer inquieta y buscadora de nuevos retos se inicia en el mundo de la pintura a través de un curso de pintura y retrato al óleo,  en el Ateneo Obrero de la Calzada, encontrando en la pintura más que una afición una gran pasión.

 Soberón decide  seguir ampliando sus conocimientos y ahondando en nuevas técnicas, como el dibujo con Crespo Juglar, la pintura con Ángel Nava o perfeccionando su estilo en la Academia de artistas con Martina Santamarta. La artista ha realizado varias exposiciones, entre otras,  en la Casa de Cultura de Caravia Alta,  en el Café Macondo de Gijón o en el Centro Social ‘La Escuelina’ de la Isla en Colunga.  Ahora   expone  en el café de Vicente en Villaviciosa, una docena de sus últimas obras que destacan por un realismo y colorido muy personal,  sello de la artista

 

 La exposición  se podrá ver hasta el 30  de noviembre, en el ‘rincón de los artistas’ de este café, en la calle Balbín Busto de  Villaviciosa