Primero en el aula del colegio les contó como fue la llegada en 1517 del Príncipe Gante, que luego llegaría a ser Carlos I de España y V de Alemania y les animó a participar en los actos que se celebran todos los años el 22 de agosto para recrear aquella visita real y así continuar con la tradición.

 

Luego ya en el muelle y al aire libre les explicó el pasado ballenero del Puerto de Tazones. Cómo las gentes del pueblo daban caza a las ballenas desde las traineras y como eran avisados de la llegada de estos animales tocando un “bígaru grade” o “caracola”. Luego las llevaban hasta el Rivero para despiezarlas.

 

Por último les relató como uno de los días en los que salían a divisar ballenas, se encontraron con 40 navíos, pensando que eran piratas. Cuando ya estaban preparados para defenderse se dieron cuenta de que traían banderas de Castilla, percatándose entonces de que era Carlos V. Y también que en Tazones hubo una torre de defensa con cañones, que desapareció cuando se necesitó mas espacio para la flota tazonera.

 

Todas estas historias dejaron encandilados a los niños, que las escucharon con gran entusiasmo y que les sirvieron para conocer de forma amena y divertida la historia de su pueblo.