Vicente Alonso

Desde hace casi tres meses, casi una decena de  ejemplares  de esta especie doméstica de   patos admizcleros,  conocidos también popularmente en Asturias como ‘coriu mudu’ porque apenas emiten sonidos,  han elegido la zona del Llagarón,  de la  ria de Villaviciosa, para vivir

Son muy guapos, da gusto verlos, vivo a la orilla de la ría y nunca había visto ninguno antes. Se pueden ver un   grupo de 9 ejemplares, y parece que son tres machos y el resto patas. Llaman la atención por su tamaño y  lucido plumaje “ explica Rosa Pérez Valdés   vecina de la zona, que afirma verlos a diario

Este pato es originario de América tropical: México, Argentina y Uruguay donde viven silvestres. La especie fue domesticada en América latina desde tiempos precolombinos ya que cría fácilmente, es buena ponedora, pues sus nidos constan de aproximadamente 15 huevos y también es apreciada por su carne. Se caracterizan por las excrecencias rojo oscuro de su cara, que son mayores en los machos, estos pesan entre 3 y 4 kilos y las hembras de 2 a 3 klios

 

Desde el otoño se pueden ver  esta familia de patos admizcleros

 

En sus países de origen  estos patos viven en zonas con agua dulce y árboles, y hacen sus nidos en huecos de árboles. Es muy buen volador y seguramente por eso la familia de patos que se está viendo en la Ría de la Villa, vendrá posiblemente de algún criador de una zona cercana. Esta especie ya fue vista en la ría otros años, aunque solo uno o dos ejemplares. Este bando que se puede ver  desde el pasado  otoño,  es sin duda la mayor concentración de estos patos vista  hasta el momento.

Los vecinos que los ven habitualmente,   creen que les puede haber  gustado tanto la ría  que pudieran quedarse a vivir en ella, y estos días   parece  ya están hasta anidando

 

Los  ‘corios mudos’ parece que llegan para quedarse