Vicente Alonso

Dinamarca también es tierra sidrera. No en vano el festival sidrero internacional, Rigtig Cider (Sidra Auténtica) en Copenhague, es el evento sidrero de referencia en Escandinavia.  Los hermanos daneses, Jesper Wass Hansen (profesor jubilado)  y Claus Hansen (consultor informático), son aficionados a  hacer  sidra natural en las cercanías de Copenhague, donde viven.  Hace unos días estuvieron  de visita  sidrera  en  Villaviciosa, para conocer como se hace esta bebida,  y  su tradición en  Asturias

 

Jesper y  Claus  que comparten afición por la bebida emblema de Asturias explican: “hacemos algo de sidra en casa. Tenemos dos lugares para ello,  uno en una pequeña isla que se llama Bornholm, donde tenemos una pomarada y otro con una pequeña granja, donde plantamos 300 manzanos. Al principio, hace unos diez años, con la recogida de las manzanas solamente hicimos zumo,  pero después  decidimos intentar hacer algo de sidra. Así que los últimos veranos hemos estado experimentado haciendo sidra y queríamos saber más del mundo sidrero asturiano. Investigando y buscando nos enteramos que había una región en España, Asturias, que era famosa por su sidra natural, motivo por el cual nos decidimos a venir aquí a estudiarlo. Leímos algo sobre ello   y decidimos que si queríamos aprender a hacer esta bebida, Villaviciosa era el lugar idóneo”.

 

 

Sobre la primera visita sidrera  a tierras maliayesas explican que donde más aprendieron fue en la visita a la bodega de El Gaitero. “Queríamos conocer  la historia industrial que representa, desde que se hacía a mano, hasta el día de hoy con la maquinaria. Nos pareció muy interesante. La visita estuvo bien organizada, con guías y vídeos subtitulados al inglés con lo que pudimos seguir perfectamente el proceso de elaboración de la sidra y aprender muchísimo

 

 También dicen que fue muy interesante conocer el Museo de la Sidra, de Nava, y  la visita a Sidra  Trabanco en Gijón,  “allí  tienen algo entre lo viejo y lo industrial, porque aún usan las presas de madera. Son muy cuidadosos en la manera y el proceso para elaborarla. Tienen el túnel para la fermentación cuando el área de los alrededores de Gijón aún no estaba industrializada. Fue otro lugar donde descubrimos muchas cosas interesantes  sobre  la sidra”

 

Claus Hansen y Jesper Wass Hansen en El Gaitero

 

Lo que no podía faltar  en Villaviciosa, fueron las visitas a las sidrerías para conocer los  diferentes tipos de sidra natural. “Fue muy emocionante porque no tenemos nada parecido en Dinamarca. La tradición del escanciado es muy interesante y nos llamó mucho la atención el hecho de tener que beber la sidra inmediatamente. Igual que el echar el poso después, compartir el vaso… es algo muy sorprendente. Supongo que estas tradiciones llevan establecidas mucho tiempo aquí, no hemos visto nada parecido en ningún otro lugar”. Jesper señala,  “sería interesante exportarlo, pero  lo primero que pensé es que, aquí hay muchos empleados que saben hacerlo y a los que pagan por ello. En Dinamarca no creo que pudieras ofrecer dinero para contratar un escanciador, pero quizás sí que pudiéramos hacerlo en algún sitio especial donde la gente pudiera ir a ver cómo se hace”

Estos daneses sidreros explican que en su país empieza a crecer el interés por la sidra.   “Hemos tenido una especie de ‘revolución de la cerveza’, de  muy buena calidad. Creemos  que con la sidra pasará lo mismo, porque no hemos tenido nunca mucha tradición de sidra, a pesar de ser un buen país en el que cultivar manzanas aromáticas por su clima. Eso sí, estamos empezando a notar que a la gente joven cada vez le interesa más la sidra. Lo vemos en el festival de sidra de Copenhage, donde también se presenta El Gaitero, y donde acude cada vez más gente a este festival”

Sobre la sidra con Denominación de Origen  de Asturias Claus apunta,  “creo que  será muy útil  en el futuro de la sidra para asegurar una calidad del producto”, mientras que Jasper cree,  “es bueno tener esta marca de calidad  para los  productores de manzana y de  sidra y que no haya una diferencia de calidad de un año a otro. Es una buena idea. Es como los franceses e  italianos que lo  hacen con su vino”.

 

Los daneses en la Plaza del Ayuntamiento de Villaviciosa

 

Jesper y  Claus  añaden finalmente, “nos parece  muy importante, la candidatura de la sidra como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Cuando una región tiene algo especial,  como aquí la sidra,  tu deber es mantenerlo así. Esto ayudará a mantener su tradición y mejorar su futuro”.

De su estancia en   Villaviciosa destacan  que  les  sorprendió por su tamaño y precios, “es muy bonita, a medias entre  una ciudad grande y pequeña, con el  contraste entre lo antiguo y moderno.  Hemos podido pasear y  tomar un café tranquilamente en una terraza relajadamente y disfrutarlo al aire libre. A parte, por supuesto, de que está  bien arraigada la tradición de las sidrerías  y bodegas y hemos podido entrar y ver cómo se hace”.  Pero lo  que más les sorprendió  fueron  los precios. “Todo  es muy barato. No nos podíamos  creer al ver con nuestros ojos el precio del hotel, o  la   fantástica    comida y tapas  de  la sidrería ‘Lena’.  Probamos la fabada porque pensamos que sería interesante, estaba deliciosa, y la sidra muy rica.  Todo muy. muy bueno.   Villaviciosa es  increíblemente barato comparado con otros lugares más turísticos”

Y se despiden prometiendo volver con sus esposas, “queremos   enseñarles algunas de estas cosas que hemos descubierto aquí.  Nos gustaría volver  durante la época de “pañar manzana” para ver cómo se hace, y  seguir descubriendo más tradiciones de esta tierra, pero sobre todo  de la  cultura de la sidra”

Desde www.villaviciosahermosa.com queremos dar las gracias por la  colaboración en la entrevista en inglés y posterior traducción a,  Marcos Salazar Lobato