Vicente Alonso

 

Para los 80 antiguos alumnos  del colegio San Francisco de Villaviciosa, ayer fue uno de los días más esperados del año. El día de volver a reunirse con los antiguos compañeros de colegio,  y  recordar las épocas de estudiantes  en el centro educativo de Villaviciosa

La reencuentro  anual  dio comienzo  con una misa en recuerdo de los alumnos fallecidos, presidida por el sacerdote y antiguo alumno,  Juan Hevia Fisas,    celebrada en la Capilla del colegio, actual  residencia de mayores, Asociación Edad Dorada de  Mensajeros de La Paz

La comida de confraternización tuvo lugar en el Llagar Cortina de Amandi. Participaron antiguos alumnos de Villaviciosa, otros llegados de diferentes lugares de Asturias, y también de Cantabria, Madrid, Castilla Leon, Cataluña y Galicia

 

El encuentro sirvió   también   para celebrar la asamblea anual de la asociación.  José Luis Moreno, presidente de la junta directiva, y promotor del encuentro apuntaba  “queremos agradecer  la fidelidad de los socios que año tras año acuden a esta celebración. La asociación cuenta con 170 socios de toda España y hasta de Puerto Rico,   y  queremos animar a  las últimas generaciones del colegio a incorporarse a la asociación. El próximo año se celebrarán los 25 años de la asociación, y la junta directiva tiene previsto la celebración de un encuentro especial”

Armando Cayado  que llegaba desde Segovia,  estuvo en el colegio desde los cursos  55 al 61 y  recuerda “a pesar de que era una época difícil en un centro con unas altas exigencias, los recuerdos que me quedan son los positivos y agradables.  Las ilusiones de un adolescente, las nuevas amistades que perduran en el tiempo. los recreos en el patio, o las películas doblemente censuradas los domingos”.  Añade Cayado, “siempre vengo expresamente   a esta celebración con ilusión,  no hay  mayor satisfacción que darse un abrazo con un antiguo compañero y amigo, o a los que   varios años sin ver”

 

FOTO: Armando Cayado y Ramón García

 

“Fue un reencuentro muy emocionante en el que  recordamos vivencias y anécdotas de  años pasados,  alguna travesura,  buenos momentos de juventud,   y otros igualmente buenos que están por llegar”,  apuntaba  Ramón García, otro de los participantes.

 

 

FOTO Cuatro exalumnos que participaron por primera vez llegados desde Noreña

 

 Y deseándose, salud y bueno año,  se citaron para  agosto de 2019,  que celebrarán un cuarto de siglo   de encuentros