Si  la pasada semana los bomberos retiraban del centro urbano de La Villa dos nidos de avispón asiático, este lunes  se  tenían que retirar cuatro nidos más, de los que se  eliminaron totalmente las avispas.

 

 

FOTO: Nido en fachada hotel de Villaviciosa

 

 

Uno de los grandes nidos, primario   del tamaño de una pelota de fútbol aparecía bajo  el alero de un hotel de la Plaza Santa Clara. La propietaria del establecimiento se  mostraba  al descubrirlo bastante alarmada, “fue increíble lo rápido que lo hicieron, tenía un agujero en la parte inferior, y  ver las avispan revoloteando a su alrededor impresionaban bastante, verlo tan grande  y   sobre todo por el desconocimiento que uno tiene sobre esta especie

Los bomberos que acudieron al establecimiento   protegidos  con trajes especiales  se ayudaron de una pértiga con la que llegar al nido e   inyectarle un  insecticida, con lo que todas las avispas que estuvieran  dentro  y que volvieran a él, acabaran pereciendo,  explicaron  los bomberos sobre el novedoso sistema para eliminarlas todas dentro del nido.

 

 

FOTO: Nido en Quintueles

 

 

En la misma jornada los bomberos también  utlizaban el mismo sistema  para eliminar las avispas de   otro enorme nido  secundario de un árbol en Quintueles.  Mientras que otros  nidos  eran retirados, tras eliminar  también las avispas con un  biocida específico,   que aparecía en una cuadra de La Cabañina, Peón,   y un cuarto más con el mismo sistema era retirado,  curiosamente situado  en  una lancha, en el puerto deportivo del Puntal 

FOTO: Nido en una lancha en el Puntal (señalado con un círculo el nido)

 

Juan Prado, ingeniero agropecuario jubilado, vecino de Villaviciosa y   uno de los mayores expertos asturianos  en esta especie explica, “estás avispas son muy prolíficas y este es su mayor problema, porque de un nido secundario  que llegue al final de su ciclo,  pueden salir de 400 a 500 reinas ya fecundadas, que al año siguiente hacen sus propios nidos,  con lo con lo que dan lugar a una progresión geométrica difícilmente sostenible por  el medio ambiente,  dando lugar a muchas situaciones de peligro.  Nos tendremos que acostumbrar a vivir con ellas y saber cómo actuar en consecuencia” afirma Prado preocupado ante la proliferación de estas  avispas tan  dañinas para nuestro medio natural que invaden cada vez más Asturias

 FOTO: El nido de cerca en la Plaza Santa Clara