Ya lo dice  el nombre de Villaviciosa, que es tierra fértil. El clima, con mucho calor en las últimas semanas, un riego adecuado y    la calidad de esta tierra  abonada de forma natural,   seguro que han contribuido a la cosecha de estos tomates gigantes en la huerta de Antonio y Esther en Puelles.   “Nunca  habíamos tenido tomates tan enormes   como este año. Siempre cosechamos piezas  de gran tamaño,  incluso este año hay plantas que dieron  tomates de más  de un kilo,  pero  el más espectacular peso  2 kilos y 6 gramos, ha sido una gran sorpresa” apuntan orgullososde su trofeo Antonio y Esther

 

Estos vecinos de Villaviciosa, Antonio y Esther, en su jubilación dedican la mayor parte de su tiempo de ocio al disfrute de su huerta de Puelles, en el soleado  valle de Valdediós,  que está ahora en plena temporada de cosecha del  tomate. Esther explica “estos  tomates   pueden ser de la variedad que siempre conocimos  como ‘de los antiguos’,  tienen mucho sabor y aroma,  mucha carne y pocas semillas,   son muy sabrosos,  un manjar que saben a los de antes”

 En esta huerta cosechan de semilleros propios, y  desde hace más de diez años, todo tipo de verduras y  hortalizas; varias clases de tomates, pimientos, cebollas, fabes de la granja, y hasta han comenzado con una pequeña plantación que cuidan con esmero de azafrán. “A la huerta le dedicamos las mañanas, le ponemos  mucho cariño y tiempo en sus cuidados. Un   riego  adecuado y buen agua es fundamental”,  explica Antonio, quien añade  “para los tomates utilizo   un abono ecológico con purín de ortiga, y  compost de la maleza de la huerta mezclado con  gallinaza. Todo un abono natural que preparo yo” asegura

Las plantas de estos tomates ´gigantes’ miden más de un metro y medio.  y están enganchados a tutores de varilla, “las hemos tenido que sujetar  con cuerdas de pesca, además del de los dos kilos, recogimos  más de veinte  tomates que pesaron  más de un kilo, y no se cayeron de la rama,  la naturaleza es muy  sabia” apunta Antonio

“Este tomate  que es un record de nuestra güerta,  lo prepararé   especialmente en una comida familiar” explica Esther.  “Mi  receta será en una ensalada templada sobre lechuga, con rodajas de tomate más bien gruesas, vuelta y vuelta a la plancha,  queso de cabra, también vuelta y vuelta encima del tomate, añadiendo  avellanas trituradas,  uvas pasas,  y vinagre de  Módena, será el plato estrella” asegura Esther,  que con `Toni’  comparte afición por la cocina y la  gastronomía,  además de los  cultivos  naturales  en   su  güerta,  donde ahora cosechan tomates ‘cinco estrellas’ de Villaviciosa