El matrimonio Olalla Macías y Juan Lechón, su hija Trinidad Lechón, y el marido de ésta, Julián Blasco,  visitan de vacaciones  Villaviciosa para cumplir el sueño de conocer  Asturias,  y  cumplir una promesa con la Virgen  de Covadonga.

Fue un sueño cumplido conocer Asturias y otro cumplir con la promesa de dar las  gracias a la Santina  de Covadonga, tras superar un tumor biliar. Así lo explica   emocionada  tras la visita al santuario Olalla Macías de 76 años, natural de Palomas, Badajoz.

He organizado muchos viajes en mi vida por toda España,  desde la Asociación de Jubilados de Palomas, Badajoz,  pero nunca había conseguido viajar  a Asturias”, explica Olalla. “Hace justo dos años, este mes de julio entré en quirófano para operarme de un tumor biliar Tras la recuperación pensé, este es el momento de celebrarlo con un viaje familiar,  y cumplir el sueño de mi vida, visitar Asturias. Primero fuimos a darle las gracias a la Virgen de Guadalupe en Cáceres, que casualmente celebra su festividad el 8 de septiembre el mismo día que la Virgen de Covadonga,   y después peregrinamos para darle las  gracias a la Santina de Asturias”.

FOTO: Olalla Macias en Covadonga

Villaviciosa fue  el lugar elegido de estancia  como punto de partida    para  conocer desde aquí   Asturias,  de la familia de Olalla que  viajó con su marido Juan, su yerno Julián y su hija Trinidad, quien explica, “elegimos Villaviciosa como cuartel general, buscando un sitio tranquilo, bien comunicado y que estuviera cerca de todo. Hemos acertado plenamente,  es una villa muy bonita con un casco viejo con mucho encanto, un pintoresco puerto pesquero , Tazones, y playas preciosas. Aquí encontramos  gente muy amable y cordial, creo que  el carácter asturiano es muy parecido al extremeño”.

 En este viaje al Principado    visitaron,   Lastres, Arriondas, Ribadesella, Oviedo, Cangas de Onís, Gijón o Cudillero. “Nos ha impresionado el paisaje  montañoso y su verde intenso,  y la gastronomía, nos ha encantado el solomillo al cabrales, las cebollas rellenas que comimos en Oviedo, el pulpo, los mejillones a la plancha,  las zamburiñas y  la fabada. Pero lo que más nos gustó sin duda fueron les fabes con almejas, nos llevamos hasta la receta,  y les casadielles de nuez que llevamos para los amigos”.

Otro aspecto que ha sorprendido   a esta la familia son las vías de comunicación. “Asturias está  muy bien preparada y comunicada,   teniendo en cuenta las montañas que hay.  Se nota que está muy desarrollada en turismo”, apuntan muy satisfechos de la experiencia vacacional.  “En estos días en los mensajes a nuestros amigos de Badajoz les recomendamos   Villaviciosa  por lo  bonita que es, los servicios que ofrece que tiene de todo, y  lo bien situada y comunicada que está para visitar toda la región, y   Asturias que  no es para explicarla, hay que  verla”.

 

FOTO: Trinidad Lechón, Olalla Macías y Juan Lechón en Covadonga