Vicente Alonso

 El otoño es tiempo de buenas   cosechas en  las huertas  de Villaviciosa, y en  la plaza de abastos  se pueden ver una buena muestra y variedad  de ellas.  Berenjenas, tomates,  arbejos cebollas, ajos puerros,  repollos,  pepinos,  y hasta enormes  calabacines, entre otras hortalizas, verduras  o frutas, se pueden encontrar los  día de mercado en la plaza de abastos maliayesa

 Pero lo que más llamaba  la atención  en el último mercado,  fueron  las novedosas ‘patatas chinas’ y ‘chayotes’ qué cosechan en Candanal  el matrimonio,  Mercedes Costales, Mario Álvarez,  y su hija  Dolores,  la  aficionada de la familia a plantar especies  raras.  Explican ‘Merce’ y Mario Mario,  “estas patatas son de  plantas  trepadoras que    tenemos en la huerta desde hace dos  años,  y  este es el primero que las  vendemos.  Saben como las patatas normales,  y son muy jugosas, pero  la china es un poco más dulce,  son de textura muy suave y agradables para comer. Las vendemos a un euro la pieza”.

 

En las fotos:  Mario Álvarez y Mercedes Costales

 

Dolores  Alvarez es  aficionada a  experimentar   plantando nuevas   especies   en su  huerta de Candanal,  en el  valle de Peon, y  explica, “la patata chayote es originaria de  Centro América, y ahora se plantan también mucho en Canarias. Las plantas de  patata china me la regaló un amigo chino de Gijón,  y  su consumo está  muy extendido,   entre otros   países, los  asiáticos”.  Dolores   también ha experimentado cocinando las novedosas patatas, “las   he preparado  de varias maneras, en  tortilla con un poco de cebolla que queda muy sabrosa,  también se pueden preparar como patatas fritas normales,  asadas, en ensalada,  o en puré, de todas las formas  están  muy ricas”.  Dolores explica  que  este es el primer año que tienen cosecha de estas curiosas patatas, “ahora en octubre están en su punto de madurez perfecto, contienen mucha fibra,  agua,   y muy  pocas calorías, yo las recomiendo”

 

Foto patatas, la  china es la blanca   y la  chayote la verde