La Madrera/Villaviciosa - Vicente Alonso

La Madrera es una de las aldeas con mejores vistas a parajes naturales de Villaviciosa. Desde  el pueblo se pueden divisar desde  los Picos de Europa,  hasta el mar Cantábrico.   La localidad es  conocida sobre todo, por ser cuna del nacimiento del que fuera  uno de las gaiteros más emblemáticos que ha dado Villaviciosa,  José Vega, más conocido como  «El Ratu La Madrera».

Paseando por este pueblo, cercano a Lugas, te puedes encontrar preciosas casas de tipología asturiana, horreos, paneras, o un jardín casi único en Asturias,   con más de  700 cactus y crasas, y   más de 400 especies, propiedad de la azabachera María Pérez

Pero muy poco conocido es que en la Madrera,  en la zona conocida como el ‘Llugar de Abaxu’,  la aldea    todavía   conserva  una pequeña cueva que fue un  antiguo refugio,  que  guarda recuerdos de la guerra civil española

Oscar Vega, nacido en la localidad recuerda, “Los vecinos más mayores cuentan que  se escondían  en esta cueva, porque   tenían miedo  cuando  oían sobrevolar  los aviones sobre el pueblo. En  un pequeño monte en el centro de la aldea construyeron  este refugio, y encima de él, se colocó  un gran “facina” de hierba, que servía para disimularlo”

Luis Rosales de 76 años y su esposa Rosa Rubio de 75 años  vecinos  de la aldea,  recuerdan oir contar a los mayores, “en la parte  alta del pueblo  había emplazada una ametralladora,  entre Brisanti y el picu  la Balesta, que disparaba a la Madrera. Cuando zumbaba al pueblo los vecinos se refugiaban en el lavaderu de la ‘Llavandera’, en la parte baja del pueblo, y en este refugio, que servía de escondite”

  

Más de 80  años después de estos recuerdos,  la Madrera, cuenta con nuevos vecinos que han comprado aquí su segunda vivienda, llegando desde Madrid,  Valladolid, Gijón, Oviedo o de Inglaterra. Estos también se  siguen sorprendiendo con esta cavidad,    memoria viva de la guerra civil, en uno de esos   rincones ‘casi secretos’ que guarda Villaviciosa.

 

En la foto de portada: Rosa Rubio y Luis Rosales delante de la cueva. Y foto superior  Rosa y Luis delante de su casa con vistas sobre Villaviciosa y  los Picos de Europa nevados