¿Como ha sido su incorporación al CD Lealtad, resultó difícil la adaptación?

Estoy muy contento con mi nuevo fichaje en el CD Lealtad, el cual me abre a nuevas posibilidades un año más en segunda B. La adaptación ha sido sencilla por una gran cantidad de factores. Además de conocer a algunos compañeros con los que he compartido anteriormente vestuario en diferentes equipos, también

conocía al míster. Si a esto le sumamos el buen ambiente que hay en el vestuario, no cabe duda que la adaptación al equipo y a la rutina han sido sumamente fáciles.

 

¿Y la vida en Villaviciosa, muy diferente a su anterior destino?

Una de las muchas buenas cosas que me da el fútbol es poder vivir en diferentes sitios y conocer un poco más de cada uno. En este caso, no puedo sentirme más cómodo con el sitio en el que estoy viviendo actualmente, pues el clima y el paisaje entran en perfecta armonía con mis gustos a la hora de vivir en un determinado lugar.

 

Después de dos temporadas en el Sestao, ¿no le coge de nuevo el grupo de los

equipos vascos?

Teniendo en cuenta que es mi tercer año en este grupo, puedo afirmar que he ido aprendiendo a moverme un poco más en las exigencias y dificultades que presenta este grupo, por lo que siento que ya estoy acostumbrado a ello.

 

Los jugadores de perfil como el suyo donde destaca la calidad, ¿lo tienen más

difícil en este grupo?

Es cierto que en este grupo, en muchas ocasiones, priman las cualidades físicas por encima de las técnicas, pero en el fútbol de ahora hay que saber adaptarse a las dificultades y saber competir en todo tipo de escenarios.

 

Lo hemos visto jugar de delantero, de media punta, incluso en banda con el Sestao, aquí parece que el mister se inclina por la opción de medio centro, ¿cuál es su preferencia?

Desde siempre he jugado de medio centro, por lo que es en la que más cómodo me siento, la que considero que es mi posición ideal. De cualquier modo, al final las decisiones las toma el entrenador, que es el que está más capacitado a decidir qué será lo mejor en cada partido, y los jugadores debemos adaptarnos a ello y saber enfrentarnos al partido con las mismas ganas independientemente de la posición.

 

¿Por donde pasa la permanencia?

La permanencia pasa por luchar en cada partido. Debemos ser fuertes tanto en casa como fuera, y ser un equipo competente en todos los partidos.

 

Por último ¿un deseo y un mensaje a la afición del Lealtad?

 

Sin duda, mi mayor deseo y, probablemente, el de todos, es conseguir la permanencia en la categoría, por lo que espero que la afición confíe en nosotros porque juntos lo conseguiremos.