La tradicional carrera popular entre Tazones y Villaviciosa, la segunda más antigua del calendario asturiano sobre asfalto, se suma a los actos del desembarco de Carlos V.

La prueba, que se celebraba en septiembre coincidiendo con el sábado del Portal, se incluye ahora en el programa del último domingo de agosto y hará coincidir la llegada de los atletas con la de la corte flamenca al casco histórico de Villaviciosa.

 Con las calles engalanadas para la ocasión, la meta seguirá en el lugar de costumbre, compartiendo espacio con el mercado de época y diversas actuaciones teatrales y musicales que darán vida a la localidad desde primeras horas de la mañana. Un aliciente extra para corredores y para sus acompañantes, que esperarán en Villaviciosa el tiempo necesario para que cada uno recorra esos 11,8 km que la separan del puerto de Tazones.

Para el club El Gaitero Atletismo Villaviciosa, que se enfrenta un año más a la organización de la prueba, este será el primero sin la colaboración de Jesús Solares, uno de los fundadores de la cita deportiva fallecido recientemente.

 Una veintena de voluntarios está ya a disposición de la carrera para que tanto la seguridad en la carretera como la atención a los corredores. En este sentido, la Sidrería La Ballera se suma este año a la tradición de los llagares locales que ofrecen una botella de sidra a cada participante que cruce la meta de Villaviciosa.

En la foto, Angel Valle (club El Gaitero Atletismo Villaviciosa) Alejandro Vega, alcalde Villaviciosa, Manolo Villazón, (club El Gaitero Atletismo Villaviciosa) Ana López, concejal Deportes y Festejos