Samuel Baños Cardín, nacido el 16/08/1979 en Villaviciosa. Toda una vida defendiendo como futbolista los colores del Sporting de Gijón, dejaba los terrenos de juego la temporada pasada para pasar a formar parte del cuerpo técnico del C.D. Lealtad, siendo el  actual ayudante de Roberto Aguirre.

Natural de Villaviciosa, ¿volver a La Villa le habrá traído algún que otro recuerdo?

  Mi madre es de Poreño, viví aquí de pequeño, así que ha sido muy especial para mí comenzar esta nueva etapa en el Lealtad, en La Villa.                                       

  Quiero agradecer a Pedro, a Roberto y a todos en el club por la oportunidad y la acogida.

Pasar de estar jugando en el verde a formar parte de un cuerpo técnico, ¿ha sido difícil el cambio, lo está disfrutando?

  Ha sido una transición natural, dulce, fácil de asimilar ya que sigo en contacto directo con la dinámica diaria de entrenamientos y con la competición. Era una decisión meditada. Disfruto de la oportunidad diaria que tengo de seguir haciendo lo que me gusta, de aprender de cada detalle.

Muchas temporadas como jugador del Sporting de Gijón incluyendo la capitanía, grandes recuerdos y emociones vividas, ¿algún momento inolvidable?

  Hay muchos momentos inolvidables y muy importantes de mi vida en el Sporting. La temporada que se recuerda como la del casi ascenso con Marcelino como entrenador fué muy bonita, muy intensa, emocionante. Vivimos y disfrutamos de momentos únicos. Aprendimos mucho de una temporada que nos dejó huella a todos.

¿Qué le dio Samuel Baños al Sporting durante tantos años, y que le ha aportado el Sporting a usted? 

  He intentado siempre ser un buen profesional, con dedicación y compromiso, procurando con mi comportamiento estar a la altura del club. He pasado en Mareo muchos años de un período muy importante de mi formación deportiva y humana, así que puedo decir que gran parte de lo que soy y he conseguido se lo debo al Sporting, por lo que estoy muy agradecido.

Teniendo en cuenta que el anterior derbi usted estaba en el campo ¿Qué le ha parecido este último derbi entre Real Oviedo y Sporting de Gijón? 

  He tenido la gran suerte de poder disfrutar y ganar estos partidos, son muy intensos, emocionales, muy bonitos de jugar. He sufrido esta derrota como mía pero espero que al final se cumplan los objetivos de la temporada que están por encima de cualquier partido. Lo ideal sería poder disfrutar de esta fiesta en primera división.

¿Le gustaría volver algún día a formar parte del organigrama técnico de la que ha sido durante tantos años su casa?

  Pienso en el día a día, en seguir aprendiendo y evolucionando como técnico, en poner todo mi empeño y dedicación en mi presente y ayudar en todo lo que esté en mi mano al Lealtad para cumplir sus objetivos.                       Sin duda me unen lazos muy fuertes al Sporting, me ha dado mucho, me ha formado y enseñado mucho, no sabemos qué puede pasar en el futuro pero sí, sería bonito volver.

 

Con el C.D Lealtad está viviendo una temporada dura, ¿no hay mejor aprendizaje y experiencia que en su debut en un cuerpo técnico, hacerlo en la adversidad de la competición? 

  Pienso que la experiencia tiene que ver mucho con la manera e intensidad con la que uno vive las cosas. La adversidad te hace estar siempre alerta y en la búsqueda constante de soluciones. Sin duda esto te hace aprender muchísimo, de uno mismo, de los demás y sobre todo ayuda mucho a conocer realmente a las personas por encima de los profesionales.

Conociendo a Roberto Aguirre metódico donde los hay, y muy exigente en el trabajo del día a día, decía de usted que está siendo su mano derecha, que entre horas de campo, análisis de rivales, vídeos, acudir a ver partidos en directo ... apenas le quedaban horas para ver a los peques Zoe y Samu, ¿cómo lleva la familia el cambio?                                                    

  Roberto Aguirre es un profesional con una dedicación y metodología de categoría superior y los que trabajamos con el intentamos estar a esa altura con la misma profesionalidad. Empeñamos mucho tiempo y fines de semana, aún así, soy afortunado de tener tiempo para disfrutar de mis hijos y familia, están acostumbrados a esta vida y también la disfrutan.                                                                                   



¿Conseguirá la permanencia el C.D. Lealtad?

  Tiene un enorme mérito competir con los medios de los que dispone el club aún así estamos convencidos de conseguir la permanencia. Trabajamos con empeño para que así sea. El esfuerzo de todos en el club y de los jugadores lo merece.