Todo ocurría el 15/01/2017 en lo que era la segunda jornada de la segunda vuelta, un partido que enfrentaba a la Arandina contra el Lealtad. En un mal gesto le llegó la lesión que le hacía pasar por quirófano. ¿Han sido momentos muy duros verdad? 

Si. Ha sido la época más dura de mi vida aunque a la vez me ha servido para aprender y madurar mucho tanto como persona como futbolista.

¿Que ha sentido al verse de nuevo dentro del terreno de juego?

 Es una sensación indescriptible, después de tanto tiempo volver a sentirte jugador y aportar al equipo siendo uno más me hace sentir que el esfuerzo ha merecido la pena

La temporada pasada hasta la lesión a Garrido sólo le faltó el gol, ¿llegarán en esta para un necesitado Lealtad?

 Eso nunca se sabe. Lo que no cabe duda es que estamos trabajando duro para conseguirlo y así poder alcanzar nuestro objetivo.

Delantero y también en banda ¿alguna preferencia de posicionamiento o lo importante ahora es participar donde toque?

Lo importante es aportar al equipo. A todos los jugadores nos gusta jugar. Yo a lo que me dedico es a entrenar al máximo y estar a disposición del míster lo mejor posible.

La permanencia se ha puesto cara,  sin embargo se les ve muy convencidos de lograrlo, ¿por donde pasa conseguirlo?

Como usted mismo ha dicho, pasa por estar convencidos de lograrlo. Creemos en nosotros, en lo que hacemos y trabajamos duro para conseguirlo.

 

De Calahorra, pero más de un año en Asturias, ¿como buen riojano prefiere el vino o ha podido más la excelente sidra de Villaviciosa? 

La verdad soy más de comer que de beber. Así que me quedo con unas verduras Calagurritanas, un cachopo asturiano y como gran parte también soy navarro, de postre un cuajada de Ulzama.



¿Qué es lo que le pide al 2018? 

Salud. No pido nada más que salud para los míos