Rodiles, el Puntal y Misiego’

¿Qué mejor para despedir el año que recordar la belleza de lo que nos rodea?

 

Hay lugares que de tanto verlos parece que se dejan de apreciar. En verano la playa nos relaja, nos permite hacer deporte o pasarlo bien de mil maneras. Pero hay cosas que solo las podemos saborear cuando la temporada se termina y la playa se convierte en un oasis de paz, cuando la luz mortecina o brillante de los días otoñales sustituye a la luz de agosto, tan diferente.

 

RODILES 'CON OTRA MIRADA'

Sea con buen tiempo o con lluvia, con sol o sin él, un paseo por Misiego hasta el final de Rodiles o viceversa o por el Puntal bien vale la pena.

 

Una bufanda al cuello, unos guantes y si hace falta un chubasquero es lo único que necesitamos para llenarnos de energía y de vida. Como dice el refrán no existe el mal tiempo sino la ropa inapropiada.

 

Feliz invierno y felices fiestas.

 

Descubre más en las imágenes con la  mirada de Pilar Tuero

PINCHA EL ENLACE Y VERAS!!!!

https://photos.app.goo.gl/iIkIFP1lZqgl59cQ2

 

 

 

LA PLAYA DE MISIEGU 'CON OTRA MIRADA'