De las manos artesanas de  los 74 años de  ‘Peque’ salen pequeñas obras de arte    como   arcones, arcas pequeñas, bodegones, relojes de pared, joyeros, cuelgallaves… Eso sí,  con  todo lujo de detalles decorativos como,  rosetones, trisqueles,  y otros motivos siempre con sello asturiano.  Pero  en su casa  también se pueden ver  otras  piezas  de muy diferentes utilidades, como un  expositor de dedales, o un mundillo, para hacer encaje de bolillos

 ‘Soy autodidacta, no aprendí con nadie, es algo que surgió a la jubilación como entretenimiento, y tras una enfermedad que no me permite hacer esfuerzos” explica este vecino artesano del Palaciu en Poreñu.  Pero esta  afición  ya tuvo  inicios en su juventud,   “Cuando era  joven aprendí a hacer, cestos, gavies y paxos, muy  necesarios  para el trabajo de la vida rural,  se me daba bien” afirma

 Para trabajar  sus piezas  solo utiliza gubias, formón, ferruchu,  madera de castaño,  y mucha imaginación, y  unos libros asturianos sobre tallaje en madera, con dibujos   y figuras   en los que se inspira.  “Es mi afición y me entretiene mucho,   y regalo  las piezas entre familiares y vecinos, forma parte de mi manera de ser”. Y añade   “desinteresadamente y para la reciente visita de los Reyes de España a Poreñu, también  he hecho  los letreros tallados  de madera con los que se han señalizado los nombres de  los barrios del pueblo,  la    Torre, Chimbirí,  el  Pueblu, el Palaciu, la Belonga, el  Campu, o  el Camín”

 

Y fue precisamente en uno de estos barrios, el ‘Campu’,  donde bajo un horreo ‘Peque’ pudo enseñar a los Reyes de España Don Felipe y Doña Lelizia, una de  las piezas que más le gusta hacer, una pequeña  arca de madera de castaño, y unas cestas de mimbre que hace con junco.  Fue el pasado 21 de octubre en la visita de Sus Majestades en la entrega a Poreñu del premio Pueblo Ejemplar de Asturias. “A Don Felipe le enseñe como hacía una de  mis pequeñas arcas,  que él  quiso trabajar con una gubia, tras tallar en la en la tapa del arca,  me dijo, te la dejo que te la voy a estropear. La Reina Lelizia me preguntó para que se utilizaban estas pequeñas arcas en los pueblos, tras explicarle que para guardar fotos, llaves o  como joyeros, fue precisamente joyas lo que se llevó, entre otros   recuerdos de la visita  a Poreñu,   una de mis arcas con  pendientes de azabache para ella y sus hijas, y dos cestines de las que hago con mimbre llenas de jabones artesanos con forma de manzana, de una artesana de la Comarca de la Sidra. Los Reyes me felicitaron por estos trabajos artesanos, y la verdad fueron sencillos y encantadores” explica orgulloso

. 

FOTO: Los Reyes de España  y  Peque bajo un horreo de Poreñu

 

De esta visita guarda como  especial recuerdo la gubia utilizada por el Rey Felipe VI y las fotos de la visita, y por supuesto  todo ello en una urna de castaño y cristal  realizada y tallada  personalmente con todo el cariño, como hace siempre con sus trabajos

 

 

Unos recuerdos que muestra orgulloso junto a numerosas piezas, unas de  decoración  y otras de uso cotidiano,   en su casa y taller del Palaciu en Poreñu, donde trabaja su afición por el arte en madera. Para esta afición  cuenta con el total  apoyo de su mujer Benilde Eliecer quien explica sobre los trabajos artesanales de Peque, “es algo en lo que pone el alma, y  que le da mucha vida”

 FOTO INFERIOR: Peque con algunos de los trabajos en su casa de Poreñu