La Policía Local de Villaviciosa tuvo que clausurar ayer la sidrería el Faro de Tazones,    tras sufrir daños en su estructura  y  edificio, donde residen sus propietarios, junto al faro de Tazones.  A la familia  propietaria del establecimiento y vivienda  se la tuvo que   desalojar  al estar cediendo el terreno sobre el que se asienta. Las abundantes lluvias de las últimas semanas parece que pudieran ser las causas que provocaron los daños  en el sótano del edificio que venció,  apareciendo  grietas en las paredes y estructura del edificio

 

La gerente  del establecimiento de 49 años, y sus  hijos de 22 y  15 años, tras tener que  dejar el edificio, que  ha quedado precintado por los daños, fueron acogidos por una vecina propietaria de unos apartamentos rurales de Tazones. 

El Alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, y técnicos municipales visitaban hoy sábado  el inmueble para estudiar los daños  del edificio. 

(en la foto de esta mañana el Alcalde, la gerente del establecimiento y el técnico municipal)

El Ayuntamiento de Villaviciosa  está buscando  ya soluciones para el  realojo de  esta familia que será en los próximos días.

Vecinos y hosteleros de Tazones,  se encuentran muy afectados por el suceso,  estudian como poder ayudar a esta familia

Seguiremos informando y actualizando noticia